Lectores:

Content

lunes, 6 de diciembre de 2010

Quitapena

No hay escritos, ni palabras
Ni canciones, ni poemas
Ni vacío suficiente
Que albergue el torrente
De la súbita despedida.

Los recuerdos son dorados.
El amor es el único presente.
La carne ya está oscura.
El llanto plateado.

Muchas penas he llorado
pero ninguna tan honda
que el dolor como ciertas manchas
dejadas sin lavar
Dejan en lo profundo su marca

Por eso vuelco mi amor
Sobre esta pena bajo tierra
Mientras más hecho,
Mas hondo cae, mas pesa
Y corre por dentro
Pide hambrienta,
Come y se sacia de vacío.

Me condeno a los nueve infiernos
Por tan solo un poquito más
Adios Reina mía!
Aquí comienza un nuevo viaje
Espero que me esperes
Mientras espero el momento
acariciarte del otro lado.

0 comentarios :

Publicar un comentario